Una estrategia sorprendente para caminar para ayudar a la densidad ósea

H¿Alguna vez te has preguntado por qué los monitores de actividad sugieren un cierto número de pasos por día? No es ningún secreto que dar prioridad a caminar en su rutina habitual puede conducir a algunos beneficios de salud bastante estelares, incluso para sus huesos.

Y cualquier cosa que pueda ayudar a mantener tu esqueleto fuerte es una buena idea: según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el 18,8 % de las mujeres adultas mayores de 50 años tienen osteoporosis en el cuello del fémur o la columna lumbar, dice Rachelle Reed, PhD, director sénior de ciencias de la salud e investigación de Orangetheory Fitness. “La osteoporosis es un trastorno esquelético en el que los huesos se debilitan y aumenta el riesgo de fracturas”, explica.

Dar paseos regulares de chicas calientes (también conocidos como paseos largos y tranquilos) es una forma de prevenir la debilidad. En un estudio de 1994 en El Diario Americano de Medicinalos investigadores encontraron que las mujeres que caminan más de 7.5 millas por semana tenían una mayor densidad ósea que aquellas que caminan menos de una milla por semana, lo que revela que caminar podría ayudar a disminuir la tasa de pérdida ósea en las piernas.

Por más tentado que estés de salir corriendo de inmediato a caminar por tu vecindario, entiende esto: hay algunas estrategias sorprendentes que los expertos recomiendan cuando se trata de usar ejercicios de caminar para fortalecer los huesos.

El secreto detrás de caminar y la densidad ósea

Según Loren Fishman, MD, directora médica de Manhattan Physical Medicine and Rehabilitation en la ciudad de Nueva York y asesora de MyYogaTeacher, caminar a un ritmo más rápido podría elevar su ritmo cardíaco, pero en realidad no funcionará a su favor cuando se trata de impulsar su densidad ósea.

“Las células que forman los huesos, los osteoblastos, requieren una cierta cantidad de presión continua durante 12 segundos antes de que comiencen el proceso de formación de huesos”, explica. “Sin esa presión, no habrá desarrollo óseo. Por lo tanto, por extraño que parezca, disminuir la velocidad de su caminar, de modo que en lugar de alternar los pies dos o tres veces en 12 segundos, es probable que permanecer sobre un pie durante ese período de tiempo o más [hone in on] el fémur (hueso del muslo), donde se producen las peores fracturas”.

Como beneficio adicional, cambie la dirección de sus pasos para desafiar su equilibrio (todavía a ese ritmo de 12 segundos por paso). “Caminar de lado tendría la ventaja de fortalecer el cuello femoral, y también la cadera y la columna, ya que es probable que ocurra mucho movimiento de rotación y de izquierda a derecha”, explica el Dr. Fishman.

Otras formas de fortalecer los huesos

Si cree que 12 segundos es mucho tiempo para dar un paso, no está equivocado: es poco probable que sea un ritmo cómodo para caminar alrededor de la cuadra. En cierto modo, pararse sobre una pierna durante 12 segundos es más como un desafío de equilibrio similar a lo que podría practicar en yoga o tai chi. Eso no es una coincidencia: se ha demostrado que ambas modalidades promueven la fortaleza ósea.

Expertos de la Facultad de Medicina de Harvard han descubierto que los movimientos lentos del arte marcial chino del tai chi pueden mejorar el equilibrio, reducir el riesgo de caídas e incluso proteger contra la pérdida ósea relacionada con la edad.

Y según un estudio publicado en la revista de acceso abierto Temas en Rehabilitación Geriátricaun régimen de yoga diario de 12 minutos puede contrarrestar pérdida ósea osteoporótica. “Este estudio de yoga documenta la formación de huesos comparable [to] o mejor que las drogas más populares”, se maravilla el Dr. Fishman. “No ha habido fracturas, hernias discales o lesiones graves de ningún tipo hasta la fecha, con más de 200.000 horas de personas practicándolo, aproximadamente el 80 por ciento de las cuales tienen osteopenia u osteoporosis”.

Además de aumentar la densidad ósea, se ha demostrado que las asanas (posturas) involucradas en el yoga mejoran la postura, el equilibrio, la fuerza y ​​el rango de movimiento, así como refinan la coordinación, dice. “Además, a diferencia de los medicamentos, [yoga] puede continuar por tantos años como uno viva.”

Prueba este flujo de yoga para desarrollar fuerza:

Algo para tener en cuenta

Cuando se trata de hacer ejercicio para la densidad ósea, el Dr. Reed señala que el mejor enfoque es multifacético. “La densidad mineral ósea generalmente alcanza su punto máximo a los 30 años. En ese momento, el enfoque cambia de acumular masa ósea a mantener o atenuar la pérdida de masa ósea”, dice ella. “La mejor manera de mantener la masa ósea es un programa completo de ejercicios que incluya entrenamiento aeróbico y de resistencia”.

De acuerdo con las Pautas de actividad física para estadounidenses del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., todos los adultos deben realizar al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada (o 75 minutos de actividad aeróbica vigorosa) y al menos dos días de entrenamiento de resistencia en todos los principales grupos musculares cada semana.

Así que ponte a sudar de diferentes maneras en diferentes días; tu esqueleto te lo agradecerá.

¡Oh hola! Parece alguien a quien le encantan los entrenamientos gratuitos, los descuentos para marcas de bienestar de vanguardia y el contenido exclusivo de Well+Good. Regístrese en Well+nuestra comunidad en línea de expertos en bienestar, y desbloquee sus recompensas al instante.

Leave a Reply

Your email address will not be published.