Así es como el sueño afecta la mentalidad, según un nuevo informe

GRAMOl sueño de calidad es un objetivo preciado de las masas por una serie de razones, incluidas todas las ganancias para la salud que ofrece, como la recuperación muscular, la mejora del enfoque y las ganancias de memoria, por nombrar solo algunas. Pero según una nueva investigación, esos efectos que mejoran la vida podrían ir más allá de lo que muchos creen: según el informe Casper-Gallup State of Sleep in America 2022 recientemente publicado, que encuestó a más de 3,000 adultos estadounidenses, la calidad del sueño también se correlaciona con una mentalidad. Esencialmente, esto significa que alguien que duerme bien también puede tener una perspectiva más positiva de la vida.

¿Cómo sabes si estás registrando un sueño de calidad? Sin duda, va más allá de medir la cantidad de horas que duermes; también tiene que ver con la regularidad con la que se adhiere a sus hábitos de sueño saludables y si tiene trastornos del sueño durante la noche. Una prueba de fuego útil es que si te despiertas sintiéndote energizado y renovado, es probable que hayas dormido algo de calidad. Y, nuevamente, dada la forma en que el sueño puede afectar la mentalidad, es importante trabajar para lograrlo.

“En promedio, las personas que duermen mejor tienen más probabilidades de tener una perspectiva positiva de la vida”. —el experto en sueño Michael Grandner, PhD

“La mala calidad del sueño puede obstaculizar la regulación óptima de las emociones, la reducción del estrés e incluso la gestión y organización de nuestras vidas”, dice Michael Grandner, PhD, asesor de sueño de Casper y director del Programa de Investigación del Sueño y la Salud de la Universidad de Arizona. “Es por eso que, en promedio, las personas que duermen mejor tienen más probabilidades de tener una perspectiva positiva de la vida”, agrega.

Según el Dr. Grandner, el sueño saludable también permite que el cerebro de una persona procese mejor los eventos del día, lo que “puede mejorar el estado de ánimo, reducir el estrés y mejorar la productividad y la organización mental”. Teniendo todo eso en cuenta, tiene sentido que dormir bien pueda hacer que te sientas bien contigo mismo y con tu vida. Sigue leyendo para obtener detalles más específicos sobre cómo hacerlo.

5 formas en que el sueño afecta la mentalidad de una persona

1. Dormir bien se correlaciona con tener una salud mental y emocional positiva

Según el informe, los estadounidenses tienen seis veces más probabilidades de reportar un sueño de alta calidad cuando califican su salud mental y emocional como “excelente” o “muy buena”. Para contextualizar, el 50 por ciento de las personas que eligieron esas categorías informaron haber dormido bien, y solo el 8 por ciento de las personas que calificaron su salud mental y emocional como “regular” o “mala” informaron haber dormido bien.

2. Dormir bien puede significar estar de buen humor

El informe encontró que el 48 por ciento de los que mencionaron haber dormido “excelente” la noche anterior se despertaron con un estado de ánimo “extremadamente positivo”, en comparación con el 5 por ciento entre los que solo habían dormido “regular” o “pobre”.

3. Las personas que duermen mejor reportan una mayor satisfacción con la vida

De los participantes que informaron haber tenido un sueño “excelente” o “muy bueno” en el último mes, el 84 por ciento dijo que también disfrutaba de una alta satisfacción con la vida. Sin embargo, para aquellos que calificaron su sueño como “regular” o “pobre”, solo el 44 por ciento informó una alta satisfacción con la vida.

4. El sueño afecta la mentalidad al aumentar el optimismo sobre el futuro

Según el informe, “los estadounidenses que informan haber dormido mejor en los últimos 30 días tienen una probabilidad significativamente mayor que los que duermen mal de tener una perspectiva positiva sobre dónde serán sus vidas dentro de cinco años”.

5. Las personas que duermen mejor pueden estar más comprometidas con sus comunidades

El informe encontró que los que duermen “excelente” o “muy bien” tienen más probabilidades de participar activa y positivamente en su comunidad. Esto se evidencia por personas que informan niveles más altos de donaciones a organizaciones benéficas (77 por ciento, en comparación con el 67 por ciento de los que duermen “pobremente”) y voluntariado (42 por ciento para los que duermen “excelentes” o “buenos” y 33 por ciento para los que duermen “pobremente”).

“El sueño no es solo un proceso biológico, sino algo que sucede en el contexto de la vida real y tiene consecuencias reales”, dice el Dr. Grandner. Con eso en mente, si cree que se calificaría a sí mismo como alguien que duerme “regular” o “pobre”, él dice que verificar dónde encaja el sueño en sus prioridades podría ayudarlo a registrar más horas de calidad.

“Deberíamos ver el sueño como una inversión en nuestra salud, bienestar mental y desempeño durante el día”, dice el Dr. Grandner. “Deberíamos preguntarnos cuándo debemos acostarnos para poder enfrentar de manera óptima los desafíos del día”.

¡Oh hola! Parece alguien a quien le encantan los entrenamientos gratuitos, los descuentos para marcas de bienestar de vanguardia y el contenido exclusivo de Well+Good. Regístrese en Well+, nuestra comunidad en línea de expertos en bienestar, y desbloquee sus recompensas al instante.

Leave a Reply

Your email address will not be published.