2 estiramientos para hacer después de caminar

SEl verano ya casi está aquí (¡por fin!) y eso significa más luz del día y más tiempo al aire libre. Ya sea que pueda tomarse unas vacaciones o simplemente esté feliz de salir de la casa con más frecuencia, la mayoría de nosotros camina mucho más de lo habitual. Cuando brilla el sol, es más probable que nuestros planes nos lleven al aire libre: en caminatas, durante los viajes de compras y de turismo, e incluso simplemente paseando por la orilla para encontrar el lugar perfecto en la playa.

Caminar en verano es fantástico para tu cuerpo, pero si tienes un aumento repentino en tu nivel de actividad física, es posible que sientas que las piernas y los pies te duelen y gritan. Para ayudar a evitar que sus músculos crujan después de todas esas millas adicionales, nos comunicamos con Dave Candy, DPT, un especialista certificado por la junta en fisioterapia ortopédica y propietario de More 4 Life PT.

¿Qué músculos están pidiendo a gritos un buen estiramiento?

El Dr. Candy dice que las pantorrillas y los glúteos son los principales impulsores de la zancada al caminar, ya que son los músculos que impulsan el cuerpo hacia adelante durante el impulso. Los flexores de la cadera también ayudan con la parte de balanceo de la zancada, cuando la pierna no toca el suelo.

Además, los músculos abductores de la cadera en la parte externa de la cadera “ayudan a mantener el equilibrio del cuerpo en una dirección de lado a lado cuando se para sobre una sola pierna”, dice la Dra. Candy. Y aunque caminar sobre un terreno llano no requiere mucho esfuerzo de los músculos cuádriceps, “la demanda de los cuádriceps aumenta si camina colinas o sube escaleras”.

Finalmente, los músculos de la espinilla, el tobillo y el pie trabajan juntos para permitir una cantidad adecuada de pronación del pie.

Los dos mejores estiramientos para hacer después de caminar

Después de un largo día de acumular ese número de pasos, los estiramientos pueden ayudar a que su cuerpo se recupere. Como dijo previamente la fisioterapeuta Corrine Croce a Well+Good, estirarse después de cualquier tipo de ejercicio puede “reducir la rigidez y el acortamiento de los músculos que estaban trabajando, aumentar el flujo sanguíneo y… ayudar a eliminar los subproductos de desecho que se acumulan mientras hacemos ejercicio. ” Reservar aunque sea unos pocos minutos al final de un largo día de caminata lo ayudará a reducir la tensión y mantener la movilidad.

El Dr. Candy dice que los músculos más importantes para que los caminantes se estiren son las pantorrillas y los flexores de la cadera. Eso se debe a que si las pantorrillas no son lo suficientemente flexibles para permitir que los dedos de los pies se doblen lo suficiente hacia la espinilla mientras das una zancada completa, “tu cuerpo encontrará un camino alternativo alrededor de tu pie, lo que generalmente resulta en una sobrepronación”, explica. “Del mismo modo, si no puede colocar la pierna detrás de usted cuando se empuja extendiendo la cadera, puede hacer que la parte inferior de su espalda se arquee, lo que puede causar dolor de espalda al caminar”.

Estiramientos de pantorrillas

  • Párese frente a una pared con ambos pies apuntando hacia la pared.
  • Da un paso adelante con una pierna y mantén la pierna que estás estirando detrás de ti con el talón apoyado en el suelo.
  • Mantenga el arco del pie trasero abovedado:no permitir que el pie se aplane o gire hacia adentro.
  • Sostenga por un minuto, luego repita en el otro lado.

Estiramiento de flexores de cadera

  • Arrodíllate en una posición de estocada con la rodilla de la pierna que estás estirando en el suelo y el otro pie hacia adelante.
  • Haga rodar la pelvis debajo de usted para mantener plana la parte inferior de la espalda.
  • Empuje su pelvis hacia adelante hasta que sienta un estiramiento en la parte delantera de la pierna que está en el suelo. No permita que su espalda baja se arquee. (Te sorprenderá lo rápido que sientes un estiramiento si mantienes la parte baja de la espalda en una posición neutral).
  • Sostenga por un minuto, luego repita en el otro lado.

Mire a la entrenadora Traci Copeland demostrar este estiramiento en el minuto 2:03 en este video:

Realice entrenamiento cruzado con estos seis ejercicios de fortalecimiento para caminantes

Al igual que en el resto de la vida, un enfoque proactivo le servirá mejor. Si prepara su cuerpo para soportar caminar más este verano no solo estirándose, sino también fortaleciendo los músculos que usará para dar esos pasos, no se sentirá tan dolorido al final del día. El Dr. Candy recomienda lo siguiente:

Equilibrio de una sola pierna

El Dr. Candy dice que este simple ejercicio es en realidad uno de los mejores para preparar su cuerpo para caminar. “Fortalece los músculos abductores de la cadera, lo que puede prevenir caídas en adultos mayores así como prevenir dolores de espalda, rodilla y cadera al caminar en personas de todas las edades”, explica.

  • Párese erguido con una buena postura, involucre su núcleo y glúteos, y luego párese sobre una pierna durante 30 segundos.
  • Trate de no aferrarse a nada, pero párese cerca de algo que pueda agarrar por si acaso.

Elevaciones de talón

Si bien muchas personas están familiarizadas con las elevaciones de talón, la Dra. Candy dice que a menudo las realizamos incorrectamente. “Es importante mantener el talón y el tendón de Aquiles verticales y no permitir que el talón se tuerza demasiado hacia afuera (pronación) o hacia adentro (supinación)”, dice.

  • Párese con uno o ambos talones colgando de una escalera.
  • Deje caer los talones y luego póngase de puntillas, asegurándose de mantener los talones rectos en lugar de girar el tobillo hacia adentro o hacia afuera.
  • Completa 20 repeticiones con ambos pies juntos, o de 12 a 15 con cada pierna individualmente.

Domo de arco

Al usar los pequeños músculos de su pie para doblar ligeramente los dedos y formar un arco con este ejercicio, puede ayudar a prevenir la pronación excesiva, que es un problema común. “También se puede combinar con el equilibrio sobre una pierna para ahorrar tiempo y hacerlo más difícil”, dice el Dr. Candy.

  • Párese erguido con los pies descalzos, doble los dedos de los pies hacia abajo, creando una forma de “C” con el pie, acentuando su arco.
  • Mantenga la posición durante unos segundos, luego relájese y repita.
  • Completa de 12 a 15 repeticiones por pie.

estocadas

Las estocadas, al igual que las sentadillas, son uno de los ejercicios clásicos para fortalecer los glúteos y los cuádriceps. Sin embargo, el Dr. Candy cree que las estocadas son superiores a las sentadillas para los caminantes y corredores porque la carga se encuentra principalmente en la pierna delantera. “Las estocadas permiten que los músculos abductores y rotadores de la cadera se fortalezcan al mismo tiempo”, explica.

Para maximizar los beneficios de fortalecimiento de las estocadas y prevenir el dolor de rodilla, el Dr. Candy recomienda mantener el peso en el talón y mantener la rodilla alineada con los dedos de los pies. “Cuando su peso está más en su talón que en los dedos de los pies, usa su músculo glúteo mayor más que sus cuádriceps. Además, evitar que la rodilla caiga dentro (el error más común) o fuera de los dedos del pie también ayuda a fortalecer los abductores de la cadera”, dice.

Asegúrate de hacer tus estocadas de la manera correcta para obtener el mayor beneficio:

Mini sentadillas con una sola pierna

Aunque las minisentadillas con una sola pierna fortalecen algunos de los mismos músculos que se trabajan con las estocadas, los ejercicios se enfocan en estos músculos de manera algo diferente. Según el Dr. Candy, “las minisentadillas con una sola pierna requieren más equilibrio para controlar la pierna, por lo que generalmente ayudan a fortalecer los músculos abductores y rotadores de la cadera más que las estocadas, pero el glúteo mayor no tanto”.

  • Párese erguido con una buena postura y enganche su núcleo mientras levanta una pierna del suelo.
  • Doble la rodilla y la cadera sobre la pierna de apoyo mientras se sienta en cuclillas, yendo solo lo más profundo que pueda manejar.
  • Puede sostenerse suavemente de una superficie para mantener el equilibrio, pero intente usar la pierna de apoyo para volver a levantarse, no confíe en sus brazos.
  • Completa de 10 a 15 repeticiones por lado.

caminar con el talón

Caminar sobre los talones con los dedos de los pies hacia arriba puede parecer divertido, pero puede ayudar a fortalecer el músculo tibial anterior en la parte delantera de la espinilla. “Esto ayuda a garantizar que levante los dedos de los pies correctamente cuando balancee las piernas, para que no se arrastren por el suelo y lo hagan tropezar”, dice el Dr. Candy. Este ejercicio también puede ayudar a evitar que el pie “golpee” el suelo y puede ayudar a absorber el impacto. En última instancia, esto puede ayudar a prevenir los calambres en las piernas, una lesión común y, a veces, debilitante en los caminantes y corredores.

  • Manteniendo el core contraído y la postura erguida, camine sobre los talones de 30 a 50 metros y luego camine hacia atrás.
  • Repita dos o tres veces.

Consejos adicionales para caminar de forma segura durante el verano

Aumente su kilometraje lentamente: Aumentar su nivel de actividad demasiado rápido puede causar lesiones. “Después del invierno, muchas personas tienen claustrofobia y están motivadas para salir y comenzar una rutina de caminata”, dice la Dra. Candy. “Sin embargo, si comienza a caminar demasiado demasiado pronto, puede causar una lesión que le impida caminar tanto como le gustaría durante el resto del verano”.

Beber mucha agua: Sudas más de lo que crees. Mantenerse adecuadamente hidratado puede ayudar a que sus músculos se recuperen.

Dormir lo suficiente: El cuerpo necesita recuperarse de la actividad extra. Practique una buena higiene del sueño con una rutina de sueño constante para optimizar su descanso.

Come alimentos nutritivos: Tu cuerpo necesita nutrientes como proteínas, vitaminas, minerales y suficiente energía para reparar los tejidos después del ejercicio.

No ignores el dolor: “Si tiene un dolor que es más que un simple dolor, o si le molesta y no parece desaparecer, consulte a un fisioterapeuta para que lo revise y descubra qué puede hacer para caminar con mayor seguridad”, aconseja Dra. Candy.

¡Oh hola! Parece alguien a quien le encantan los entrenamientos gratuitos, los descuentos para marcas de bienestar de vanguardia y el contenido exclusivo de Well+Good. Regístrese en Well+nuestra comunidad en línea de expertos en bienestar, y desbloquee sus recompensas al instante.

Leave a Reply

Your email address will not be published.